jueves, 8 de diciembre de 2016

La Reinita o Sabanera (Erythrolamprus melanotus) una culebra inofensiva


 Alum. Emyli  Hernandez



La serpiente Erythrolampus melanotus es conocida comúnmente como reinita, sabanera o reinita rayada. Se consigue en jardines y plazas de la UNELLEZ Guanare y es muy comun en la mayor parte del país.


Se puede reconocer facilmente por su coloración de fondo amarillo con una ancha banda negra a lo largo del dorso y dos laterales mas estrecha, su cabeza es pardo olivacea con algunas partes amarillas, la región ventral y subcaudal  es de color amarillo en la parte anterior del cuerpo, estas líneas negras están interrumpidas por manchas negras (Natera et al. 2015). 

Reinita con sus colores característicos
Esta serpiente tiene hábitos diurnos. Casi siempre se encuentran cerca de los riachuelos y otros lugares húmedos, pues estas pequeñas amiguitas tienen ocurrencia en diferentes macrohabitats, tales como bosques deciduos, semideciduos y ribereños, palmares, morichales, sabanas de Paspalum linnaeus, sabanas de bancos, bajíos y esteros e inclusos hasta bosques nublados costeros, por otro lado pueden encontrarse en los lugares mas bajos de los pisos inferiores de la capa vegetal tales como en los matorrales xerofilos y áreas intervenidas urbanas o periurbanas.

Se alimenta de ranas, renacuajos y de otros animales pequeños. Puede medir aproximadamente unos 70 cm de longitud. 

Es ovípara.

Es un animal muy rápido, huidizo y nervioso, que rara vez ataca en forma defensiva: es una especie completamente inofensiva.

Puede aplanar su cuello como un método intimidante y parecer peligrosa al frente de sus depredadores.

Ojo estas serpientes no son venenosas y son  totalmentes inofensivas.  

Es de temperamento huidiza y facilmente se puede desaparecer entre el pasto


Referencias
Natera Mumaw, M., Esqueda González, L.F. & Castelaín Fernández, M. 2015. Atlas serpientes de Venezuela: una visión actual de su diversidad. Fundación Biogeos, Asociación Venezolana de Herpetología, Fundación Ecológica sin Fronteras y Serpentario.com, 441 pp.
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario